Monasterio de Santa María de Huerta y Medinacelli

Sábado, 8, febrero, 2020, Cultural (8,30 a.m.)

Un viaje que combina por un lado la villa de Medinalceli, y por otro la visita al monasterio de Santa María de Huerta.

Datos técnicos

Salida : 8,30 a.m. desde Templo de Debod, Monumento a los Caídos, calle Ferraz.
A las 8,45 a.m. en Plaza de Castilla.
Desayuno : En ruta.
Precio : 46€ (Socios : 44€)
Incluye : Visitas guiadas al Monasterio de Huerta, a Medinaceli, entrada a la Colegiata, y comida en restaurante.
Guía : Jose Manuel del Valle

PROGRAMA DEL VIAJE:

*8,30 h : Salida desde Templo de Debod, Monumento a los Caídos, calle Ferraz.
*10,30 h. Desayuno en Medinaceli.
*11,30 h. Visita guiada al Monasterio de Huerta.
*13,30h. Viaje de regreso a Medinaceli.
*14,00h : Comida en restaurante.
*16,00 h. Visita guiada a Medinaceli.
*17,30 h. Tiempo libre para tomar algo antes de iniciar el viaje de regreso.
*18,00 h. Iniciaremos el viaje de regreso a Madrid.

Santa Maria de Huerta
El monasterio de Santa Maria de Huerta es un cenobio cisterciense del orden trapense, en el que habitan unos 20 monjes. Su fundación se debe al rey Alfonso VII, quién trajo en 1142, desde la abadía de Berdoues en Gascuña (Francia), una comunidad de monjes cistercienses, con su abad Rodulfo, que se trasladó a las tierras cercanas al río Jalón, en 1162. En 1833, con arreglo a la Desamortización de Mendizábal, fueron expulsados los monjes y sólo quedó la iglesia como parroquia. Enrique de Aguilera y Gamboa, marqués Cerralbo, hizo un estudio exhaustivo de todo el monumento, haciéndose cargo de dar a conocer toda la historia y el inventario de las obras de arte. Gracias a su labor, este monasterio pudo salvarse de la ruina total. En 1882 fue declarado monumento nacional.
Hoy en día este monasterio esta considerado como uno de los mejores ejemplos de arquitectura cisterciense, destacando, entre otros muchos elementos de interés, los dos claustros, uno gótico y otro renacentista.
Medinaceli : Villa declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1963. Comenzaremos por su Arco Romano (siglos I-III d.C.), declarado Monumento Histórico Artístico en 1930, y nos dirigiremos hacia la plaza, no sin antes detenernos en su colegiata gótica de Nuestra Señora de la Asunción (siglo XIV). Ya en la Plaza Mayor veremos el Palacio Ducal, declarado Bien de Interés Cultural en 1979, y la Alhóndiga y casa del Concejo, ambos del siglo XVI. Concluiremos nuestro itinerario en la denominada Puerta Árabe, la única que se conserva del recinto murado.