El románico de las Tetas de Viana

Sábado, 26/ Domingo, 27, enero, 2019
Nivel 1 (8,30 a.m.)

Una agradable ruta para visitar tres desconocidas iglesias románicas de la Alcarria de Guadalajara.

Datos técnicos

Salida : 8,30 a.m. desde Templo de Debod, Monumento a los Caídos, calle Ferraz.
A las 8,45 a.m. en Plaza de Castilla.
Precio : 20€ (Socios : 18€)
Desayuno : En ruta.
Distancia : 13 km
Desnivel de subida : 105 m (120 m acumulado).
Desnivel de bajada : 175 m (195 m acumulado).
Guía : Jose Manuel Valle.

DESCRIPCIÓN DE LA EXCURSIÓN:

Marco Geográfico
Esta ruta se desarrolla por la Alcarria de Guadalajara, dentro de los términos municipales de Mantiel, Cereceda (Pareja), La Puerta y Viana de Mondéjar (ambos pedanías de Trillo).
Descripción del itinerario
En el municipio de Trillo y poblaciones aledañas se esparcen pequeñas iglesias románicas que señalan el límite meridional de distribución de este arte. De las más desconocidas, aunque de las más representativas de lo que se ha dado en llamar el "románico rural" de Guadalajara, son las que se levantan en los caseríos de Cereceda y La Puerta, sin olvidarnos de Viana de Mondéjar.
Para visitar estos pequeños templos proponemos esta ruta a pie que parte de la población de Mantiel y llega por pista a la de Cereceda, donde encontraremos la primera de las iglesias románicas, declarada Bien de Interés Cultural.
Desde Cereceda bajaremos al río de la Solana, por cuya orilla izquierda llegaremos al caserío de La Puerta, donde se ubica la segunda iglesia románica, mucho más sencilla ésta que la anterior.
Con el atractivo de cruzar el hermoso puente medieval sobre el río cruzaremos a la orilla derecha de la Solana, subiendo por pista al encaramado caserío de Viana de Mondéjar, donde encontraremos la tercera iglesia románica, y los restos de un castillo. Aquí daremos por terminada esta novedosa y variada ruta.
Valores naturales
a lo largo de toda la ruta, el paisaje queda dominado por las Tetas de Viana, dos muelas (1144 m y 1143 m) de tierra caliza, erosionadas por ramblas que surgen en su alrededor, y por los ríos Tajo y de la Solana. Están constituidas por un cuerpo arcilloso común y dos cimas de roca caliza de entre 20 y 30 metros de espesor que las hace prácticamente inaccesibles debido a la verticalidad de sus paredes. Tan sólo la más meridional es accesible a través de unas escaleras de hierro que substituyó a unas antiguas de piedra que servía de acceso a la atalaya que en ella se levantaba. Las muelas están rodeadas de un espeso bosque de pinos y frondosas.
Todo el recorrido se desarrolla por la cuenca del río Tajo, a lo largo del río de la Solana, afluente del primero, al que se une en el embalse de Entrepeñas.
Valores culturales
La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de Cereceda, esta declarada Bien de Interés Cultural (2005). En el BOE se describe el templo como sigue :
Edificio de origen románico, cuya época corresponde a los siglos XII-XIII, que presenta una sola nave con presbiterio sobreelevado recto y ábside semicircular con dos capillas laterales adosadas en siglos posteriores en la fachada sur. El presbiterio tiene tres ventanas abocinadas, rodeadas de imposta y enmarcadas por columnas de capiteles foliáceos. La espadaña triangular está situada a los pies de la nave.
En el muro norte, entre contrafuertes, se encuentra una de las portadas, de la que solo se observa una cornisa sobre canecillos y parte de una arquivolta decorada con puntas de diamante, ya que se debió tapiar en la reforma del siglo XVIII.
La fachada sur, con patio porticado cubriendo la portada principal, que fue cortado en las dos reformas del edificio.
La portada principal abocinada cuenta con cuatro arquivoltas decoradas ; en el centro se encuentra el tímpano, incompleto en lo que correspondería a la figura central. A ambos lados de esta se conservan figuras, que podrían corresponder a los justos o a los apóstoles, y en la parte superior dos Ángeles enmarcando la figura central.
Las columnas correspondientes a estas arquivoltas tienen capiteles decorados, uno de ellos historiado y el resto con motivos vegetales.
Toda la iglesia, a excepción de los cuerpos añadidos y la espadaña, se encuentra recorrida por una cornisa simple de piedra, que descansa sobre canecillos decorados con motivos antropomórficos, zoomórficos, roleos, vegetales y geométricos.

En La Puerta hay que destacar la iglesia parroquial, románica del siglo XII. Es de una sola nave, rematada por ábside semicircular con medias columnas adosadas y alero sujeto por canecillos y modillones, algunos con representaciones antropomorfas.
La puerta de ingreso se abre en el muro sur, y hoy se oculta bajo atrio o portal cerrado que la priva de su bella perspectiva. Consta de cinco arquivoltas semicirculares, en tres de las cuales se ven baquetones o zigzagueantes, con decoración muy típica del románico castellano. La parroquia posee una magnífica cruz procesional de plata repujada, obra de mitad del siglo XVI, del orfebre conquense Francisco Becerril.
En el término de la Puerta se alza uno de los puentes medievales más importantes de la comarca de la Alcarria, sobre el río de la Solana.
De la iglesia románica de Viana de Mondéjar, dedicada a Nuestra Señora de la Zarza, destacamos su equilibrada y armónica puerta. Se abre sobre cuerpo resaltado de perfecta sillería. Luce cuatro arquivoltas de medio punto aboceladas, menos la interior que es plana, todo trasdosado por una hermosa chambrana de puntas de diamante. La arquivolta interna gravita sobre las jambas de entrada al templo, mientras las otras tres lo hacen sobre otros tantos pares de columnas con capiteles vegetales. El hecho de que estas columnas se apoyen sobre alto plinto ayuda a conseguir mayor elegancia y esbeltez. Constituye uno de los templos románicos más meridionales de España.
Aunque no disponga de tallas hermosas, la buena portada de Viana nos regala su elegancia de líneas y proporciones y nos recuerda la belleza de ciertas construcciones románicas rurales guadalajareñas influídas por los cánones cistercienses.
Además, Viana también conserva los restos de un castillo, que construyó en el siglo XV el señor del pueblo don Pedro Núñez de Prado. Queda en pie una curiosa y magnífica puerta de ingreso, de arco ojival prolongado hacia el interior en forma de bóveda apuntada.
Dificultad de la ruta
Fácil, pues casi todo el recorrido se desarrolla por pista forestal, con desniveles muy escasos. Puede ser que tenga barro, por lo que es imprescindible el uso de botas.
Equipo recomendado
Chaqueta impermeable, forro polar, botas de montaña ; mochila con comida y agua (1,5 litros mínimo) ; guantes, botiquín personal, protector solar, cubremochilas, paraguas plegable, bastones.
Es recomendable llevar un pequeño bolso de mano con ropa de repuesto que se deja en el maletero del autocar. De esta forma, al regresar puede uno cambiarse, si por la razón que fuera se hubiese uno mojado (o no).
Por otra parte, y con el fin de no ensuciar el autocar, se ruega se lleve calzado de respuesto que se dejará en el maletero, quitándose las botas antes de subir al autocar.
Por razones de seguridad, los bastones se transportarán necesariamente en el maletero del autocar.