El Cerro de la Cruz

Sábado, 21/ Domingo 22, noviembre, 2020
Nivel 1+ (9,30 a.m.)

Nivel 1+ foto de la excursión

Una ruta por los robledales y sabinares del valle del Lozoya, subiendo al cerro de la Cruz.

Datos técnicos

Salida : 9,30 a.m. desde Templo de Debod, Monumento a los Caídos, calle Ferraz.
A las 9,45 a.m. en Plaza de Castilla.
Regreso : Entre las 19 y las 20h el viaje llegará a Madrid, salvo retrasos ajenos a la propia organización del viaje (atascos, mal tiempo, etc).
Precio : 27€ (Socios : 25€)
Desayuno : Sin parada para desayunar.
Distancia : 15 km
Desnivel de subida : 220 m (310 m acumulado).
Desnivel de bajada : 350 m (420 m acumulado).
Grupo : 6 pax con un guía.
El traslado se realiza en autocar de 54 pax, que se comparte con otras excursiones hasta ocupar las 54 plazas. No se puede cambiar de asiento.
Imprescindible el uso de mascarilla en el autocar.
Durante la marcha no es necesario usar la mascarilla, siempre que se mantenga la distancia de más de 2 m.
Se ruega leer las siguientes recomendaciones Covid-19.

DESCRIPCIÓN DE LA EXCURSIÓN:

Marco Geográfico
Esta ruta transcurre por el valle del Lozoya (Madrid), dentro de los términos municipales de Villavieja de Lozoya, Navarredonda-San Mamés y Lozoya.
Descripción del viaje
Con esta ruta recorreremos los rebollares del piedemonte madrileño de la Somosierra y el interesante sabinar del Lozoya.
Para ello iniciaremos la marcha en el la estación de Gascones-Buitrago, tomando una pista para llegar a la casa forestal de la Tejera. Descenderemos brevemente por La Dehesilla y enlazaremos con una serie de cañadas y cordeles que nos conducirán hasta la población de Navarredonda : así caminaremos por la cañada del Molino, colada de las Poblatillas y Cañada de los Rendales antes de atravesar la Dehesa Matamolino, y por la calleja de Cerrocollado alcanzar el caserío de Navarredonda.
Desde aquí tomaremos una pista que asciende suavemente hasta el portachuelo de Navarredonda (1318 m), que actúa como divisoria de aguas de los pequeños arroyos de la Nava (embalse de Riosequillo) y del Villar (embalse de Pinilla).
Desde este colladito acometeremos la ascensión al cerro de la Cruz (1514 m), singular promontorio del valle del Lozoya, y atalaya inmejorable del mismo.
Desde aquí bajaremos por la loma oriental de la Cruz hasta la población de Gargantilla de Lozoya.
Valores naturales
Los robledales de Quercus pyrenaica (roble melojo o rebollo) de la vertiente meridional de la Somosierra son de gran belleza, pues se han conservado en buen estado, en parte debido a la disminución de la cabaña de ganado vacuno, lanar y cabrio, y en parte a su rápido crecimiento a partir de los estolones de los ejemplares roturados.
El sabinar del Lozoya, en la vertiente meridional del cerro de la Cruz, es una rareza botánica dentro de la Comunidad de Madrid, ya que este árbol se ubica en terrenos de clima más riguroso, continental, de inviernos más fríos y veranos más calurosos, cómo ocurre en la vertiente segoviana, piedemonte de la Somosierra.
Valores culturales
La red de cañadas, cordeles y veredas de la trashumancia fueron de vital importancia para el desarrollo económico de los pueblos castellanos durante la Edad Media, al permitir el trasiego de ganado desde los pastos de invierno a los de verano. Perdido hoy, en gran medida, su valor económico, adquiere singular relevancia por actuar como corredores ecológicos por los que se mueve la fauna salvaje, al tiempo que nos permite a los senderistas caminar por caminos públicos, sin entrar en conflicto con propiedades privadas.
Numerosos restos de la Guerra Civil diseminados por la la cima del Cerro la Cruz, el Chaparral, y las laderas del Sabinar de Lozoya. Esta zona, siempre republicana, fue protegida de posibles avances de las tropas sublevadas a través de los valles de Lozoya (por donde transcurre la actual ctra M-604), y el valle por donde transcurre el llamado camino viejo de Lozoya a Navarredonda.
Además, hay que tener en cuenta que el cerro de la Cruz es uno de los mejores miradores (si no el mejor) del valle del Lozoya, dominándose algunos de los picos más relevantes de la sierra de Guadarrama, Somosierra y Ayllón. Así desde el puerto de Cotos, y en el sentido de las manecillas del reloj, podremos divisar Peñalara, puerto del Reventón, el Nevero, Reajo Alto, Pto Somosierra, la Cebolleta Nueva, picos de Ayllón (Lobo, Cerrón, Calahorra), peña de la Cabra, las Cabreras (Alta y Baja), Mondalindo, Najarra, Cuerda Larga con las Cabezas de Hierro, y nuevamente el puerto de Cotos. Pocas cumbres, de tan escasa altura, ofrecen una panorámica tan completa.
Dificultad de la ruta
Media. Sólo la ascensión al cerro de la Cruz requiere un poco más de esfuerzo, siempre muy moderado.
Equipo recomendado
Botas de montaña, chaqueta impermeable, forro polar, guantes, gorro ; mochila con agua (1 litro mínimo) y comida ; bastones, botiquín personal, etc.
Es recomendable llevar un pequeño bolso de mano con ropa de repuesto que se deja en el maletero del autocar. Al regresar puede uno cambiarse, si por la razón que fuera se hubiese uno mojado (o no).
Por otra parte, y con el fin de no ensuciar el autocar, se ruega se lleve calzado de respuesto que se dejará en el maletero, quitándose las botas antes de subir al autocar.
Por motivos de seguridad los bastones, o cualquier palo, hay que transportarlo en el maletero del autocar.