Para inscribirse

915 215 240
676 210 662 (WhatsApp o SMS)

Abiertos: 10-14 h y 17-20h. Lunes/viernes. Sábado: 10-14 h.

Ver detalles

Conferencia

El bramido del Tera

Viernes, 21, enero, 2022, 19,30h

foto

DESCRIPCIÓN:

El viernes, 21 enero’22, a las 19,30 h, Maria Jesús Otero Puente dará una conferencia, en el 63 aniversario, sobre la catástrofe de Ribadelago (Zamora), con motivo de la publicación de su nuevo libro El bramido del Tera que versa sobre las experiencias de los supervivientes.
En el acto también podrán verse los cuadros de Maria de León y Sanabria, Maria Isabel Rodriguez Prada, Angel Bedate, Mayte Romero Mato y Maria Carmen Ballesteros Pérez sobre temática sanabresa.
El acto se celebrará, como siempre, en la librería Tierra de Fuego, Travesía de Conde Duque, 3, Madrid (Metro Noviciado), 915 215 240.
Se ofrecerá un vino.

Asistencia via Zoom
Para asistir al acto utilizando la aplicación Zoom utilizar los siguientes datos :
Fecha : 21 ene. 2022. Hora : 19:30h

https://us02web.zoom.us/j/84675560701?pwd=YzNrWWNzSmRuSzZaV2pRR2xzb1NDZz09

ID de reunión : 846 7556 0701
Código de acceso : 973008

Datos de la obra
El bramido del Tera
Maria Jesús Otero Puente.
Editorial Hontanar, 2021, 304 p, 22€.

Maria Jesús Otero Puente
Nacida en Ribadelago (Zamora), tenía 10 años cuando ocurrió la tragedia ocurrida por la rotura de la presa de Vega de Tera. La necesidad de contar desde dentro el olvido del que han sido víctimas, la dignidad de sus mayores, la pérdida de tantos amigos y vecinos, la importancia de la recuperación y transmisión de la memoria, la han impulsado a escribir sobre la tragedia de Ribadelago, primero con Traéme una estrella (2017), y ahora con El bramido del Tera.

La tragedia de Ribadelago
El 9 de enero del 2022 se han cumplido 63 años de la rotura de la presa de Vega de Tera, la última de las seis que la empresa Moncabril construyó en la sierra Segundera. Se rompió apenas se hubo llenado por primera vez, a las 0 horas 24 minutos de aquella noche gélida. El agua arrastró un tercio de sus habitantes (144 personas), entre ellos 54 niños y dejó un paisaje de destrucción total.