De La Merina a La Pizarra

Sábado, 15/ Domingo 16 , 2020, febrero
Nivel 2+ (8.30 a.m.)

Nivel 2+ foto de la excursión

Ascensión a la cumbre de la Merina, en el término de Cebreros (Ávila).

Datos técnicos

Salida : 8,30 a.m. desde Templo de Debod, Monumento a los Caídos, calle Ferraz.
A las 8,45 a.m. en Plaza de Castilla.
Regreso : En torno a las 17,30 h terminará la excursión, parando 30 minutos a tomar algo.
Precio : 20€ (Socios : 18€)
Desayuno : En ruta.
Distancia : 19 km
Desnivel de subida : 690 m (950 m acumulado).
Desnivel de bajada : 540 m (820 m acumulado).

DESCRIPCIÓN DE LA EXCURSIÓN:

Marco Geográfico
Itinerario por los términos municipales de El Tiemblo y Cebreros, en la provincia de Ávila, las estribaciones meridionales de la tierra de pinares de Ávila.
Descripción del itinerario
Es esta una ruta nueva en su trazado que recorre parajes inéditos, aunque subamos a una cumbre en la que hemos estado en alguna ocasión anterior.
Iniciaremos la marcha en el embalse del Charco del Cura (El Tiemblo), ascendiendo por la vertiente meridional en dirección a una pequeña elevación denominada Cerro Gorrón, paso previo a la subida al vértice geodésico de la Merina (1318 m).
Desde allí recorreremos la meseta elevada atravesada por la Cañada Real Leonesa descendiendo al arroyo de la Pizarra, que ha creado un curioso e interesante desfiladero por el que descenderemos para ir a terminar en la población de Cebreros, completando una atractiva travesía por parajes poco conocidos.
Valores naturales
La Merina se ubica en el extremo suroccidental de la Tierra de Pinares de la provincia de Ávila, formando parte de la cuenca del río Alberche, curso que la separa de las primeras estribaciones de la sierra de Gredos. Por el norte la sierra se extiende hasta enlazar con la sierra de Malagón, en el límite con Segovia.
El arroyo de la Pizarra es un pequeño curso de agua que desemboca en el río Becedas, que a su vez muere en el Sotillo, y éste en el río Cofio. Por tanto esta pequeña sierra tiene sin embargo una gran importancia desde el punto de vista hidrográfico pues marca el limite occidental de la gran cuenca del río Cofio, que recoge las aguas de un gran circo formado por la sierra de Malagón y la cuerda Escurialense.
Valores culturales
La primera referencia histórica de la que se tiene constancia data del 1301 D.C, año en que el rey Fernando IV cede a su tío, el infante Don Juan, la Villa de Cebreros ; hacia mediados de ese mismo siglo se construyó la Iglesia Vieja, construcción que hoy en día se puede seguir admirando ; ha sido reconstruida y alberga desde el año 2009 el "Museo de Adolfo Suárez y la Transición".
Del siglo XV podemos apuntar como anécdota que la reina Isabel la Católica estuvo cuatro veces de paso por la villa de Cebreros : en la segunda de estas "visitas" tuvo un aborto en la antigua Calle de los Mesones ; en la cuarta vez que "pasó" por allí fue cuando su cortejo fúnebre tuvo que detenerse en ese pueblo para que un carpintero hiciese un armazón de madera y poder transportar con más comodidad el ataúd de la Reina, que iba entre dos mulas, durante el trayecto desde Medina del Campo (donde falleció el 26 de noviembre de 1504), hasta Granada donde llegó el 18 de diciembre.
En el siglo XVI hemos de situar el "boom" cebrereño, ya que debido a su situación geográfica como zona de paso del camino imperial de Toledo a Valladolid, Cebreros se convirtió en lugar de tránsito para comerciantes y ganaderos, que contribuyeron al engrandecimiento y enriquecimiento de la localidad. En esa época se construyeron varias fundiciones de vidrio y una de madera que abastecieron en su día al Monasterio del Escorial. Esta época de esplendor económico se ve frenada en el siglo XVIII con una fuerte crisis.
Dificultad de la ruta
Media en este nivel.
Equipo recomendado
Chaqueta impermeable, forro polar, botas de montaña, polainas ; mochila con comida y agua (1,5 litros mínimo) ; guantes, gorro, botiquín personal, protector solar, cubremochilas&#8230, paraguas plegable, bastones,
Es recomendable llevar un pequeño bolso de mano con ropa de repuesto que se deja en el maletero del autocar. De esta forma, al regresar puede uno cambiarse, si por la razón que fuera se hubiese uno mojado (o no).
Por otra parte, y con el fin de no ensuciar el autocar, se ruega se lleve calzado de respuesto que se dejará en el maletero, quitándose las botas antes de subir al autocar.
Por razones de seguridad, los bastones se transportarán necesariamente en el maletero del autocar.