Arisgotas y Guarrazar, herencia visigoda

Sábado, 23, febrero, 2019, 8,30 a.m. (Cultural)

DESCRIPCIÓN:

Nuestro viaje nos llevará al centro neurálgico del reino visigodo de Toledo, a dos yacimientos al sur de capital manchega. De excavación reciente, en ellos se han hallado varios edificios singulares que aportan datos fundamentales para la comprensión de un periodo de la historia de la Península Ibérica no demasiado bien conocido hasta ahora. Son el enclave de Los Hitos (Arisgotas, Orgaz) y la excavación de Guarrazar (Guadamur), en ambos sitios acompañados por expertos en la materia.
Lo completaremos con una breve visita a los restos de la iglesia visigoda de San Pedro de la Mata (Sonseca).

Datos técnicos

Salida : 8,30 a.m. desde Templo de Debod, Monumento a los Caídos, calle Ferraz.
Precio : 33€ (Socios : 31€)
Incluye visitas guiadas al yacimiento de Arisgotas, al Museo Visigodo y al yacimiento de Guarrazar.
Desayuno : En ruta.
Guía : Jesús Sanchez Jaén.

PROGRAMA DEL VIAJE:

Salida a las 8,30 h. del Templo de Debod para dirigirnos a Orgaz parando a desayunar en ruta. Tras llegar a Orgaz, nos acercaremos con el autocar a la pedanía de Arisgotas, desde la que realizaremos una pequeña caminata de 1 km hasta las ruinas del yacimiento arqueológico de los Hitos (Arisgotas), un antiguo monasterio visigodo. Los Hitos es un enclave visigodo aristocrático en el que se han descubierto varios edificios de gran valor histórico : un pabellón del siglo VI y una villa palaciega del siglo VII, a los que se añade un cementerio altomedieval. El asentamiento domina un camino que enlazaba la capital visigoda con el sur de la meseta a través de los Montes de Toledo. La tipología del pabellón hace pensar en un modelo para la prerrománica Santa María del Naranco, y la villa es un ejemplo de las residencias aristocráticas visigodas.
Tras la visita regresaremos a Arisgotas para ver el Museo Visigodo donde podremos contemplar gran variedad de mármoles y calizas provenientes del yacimiento.
A las 15,45h se iniciará la visita guiada al yacimiento de Guarrazar. En el solar donde el año 1858 unos campesinos encontraron el mayor tesoro visigodo que se conoce se han hallado recientemente un edificio monástico, una basílica y otro conjunto asociado a un manantial. Su excavación ha provocado la reinterpretación del famoso tesoro.
Ambos yacimientos están cambiando la visión sobre el poblamiento visigodo del territorio circundante a la capital. Las excavaciones están sacando a la luz numerosos elementos arquitectónicos y religiosos que aportan datos muy valiosos.