Alto de Matasanos

Sábado, 8/ Domingo, 9, mayo, 2021
Nivel 2 (9 a.m.)

Nivel 2 foto de la excursión

Ascensión a cuatro dosmiles de la sierra de Guadarrama: Bailanderos (2131 m), Asomate de Hoyos (2200 m), Peña Linderas (2079 m) y alto de Matasanos (2107 m).

Datos técnicos

Salida : 9 a.m. desde Templo de Debod, Monumento a los Caídos, calle Ferraz.
A las 9,15 a.m. en Plaza de Castilla.
Regreso : Entre las 19 y las 20h el viaje llegará a Madrid, salvo retrasos ajenos a la propia organización del viaje (atascos, mal tiempo, etc).
Precio : 27€ (Socios : 25€)
Desayuno : No se para a desayunar.
Distancia : 15 km
Desnivel de subida : 420 m (565 m acumulado).
Desnivel de bajada : 1300 m (1410 m acumulado).
Grupo : 9 pax con un guía.
El traslado se realiza en autocar de 54 pax, que se comparte con otras excursiones hasta ocupar las 54 plazas. No se puede cambiar de asiento.
Imprescindible el uso de mascarilla en el autocar.
Durante la marcha no es necesario usar la mascarilla, siempre que se mantenga la distancia de más de 2 m.
Se ruega leer las siguientes recomendaciones Covid-19.

DESCRIPCIÓN DE LA EXCURSIÓN:

Marco Geográfico
Este itinerario se desarrolla por los términos municipales de Rascafría (Madrid) y Manzanares el Real, entre el puerto de Morcuera y Pedriza.
Descripción del itinerario
Clásica travesía de montaña, desde el puerto de Morcuera al Centro de Interpretación de la Pedriza, con la que ascenderemos a cuatro dosmiles : Comenzaremos a caminar en el puerto de Morcuera ascendiendo por sendero al collado de la Najarra, continuando por la cuerda en dirección oeste para bordear Bailanderos —primer dosmil— y descender al collado de Pedro de los Lobos, antes de pasar por Asómate de Hoyos—segundo dosmil.
Aquí se inicia el descenso por las peña Linderas—tercer dosmil— y el alto de Matasanos—cuarto dosmil—, hasta el collado del Miradero, desde donde cruzaremos el circo de la Pedriza Posterior a Cuatro Caminos, refugio Giner y, por la orilla derecha del arroyo de la Majadilla, alcanzar Canto Cochino.
Ya sólo resta cruzar por Quebrantaherraduras al Centro de Interpretación de la Pedriza, donde nos recogerá el autocar.
Valores naturales
Gran parte de este itinerario se desarrolla por el Parque Nacional del Guadarrama y por la Pedriza, declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco, asi como dentro del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.
Valores culturales
La historia reciente de La Pedriza comienza quizás en la Edad del Bronce, en unas fechas que podrían oscilar entre 1400-1200 a.C. La Pedriza pasa a ser madrileña a partir del año 1152 por un privilegio del emperador D. Alfonso VII, al conceder al concejo de Madrid la propiedad de los montes situados entre la villa y Segovia, desde el puerto del Berrueco al de Lozoya.
En el libro de "La Montería" de Alfonso X se citan algunas zonas de La Pedriza al igual que otras zonas de la sierra.
Desde mediados del siglo XIX la Pedriza es utilizada como refugio de bandoleros aprovechando su difícil acceso y su escabroso paisaje. Algunos de estos bandoleros gozarían de fama por sus fechorías como la banda de "Paco el Sastre" o "Pablo Santos".
Casiano del Prado hace mención de la zona en su "Memoria geológica de la provincia de Madrid" de 1864.
En 1886 se crea la "Sociedad para el estudio del Guadarrama". Entre sus miembros se encontraba Francisco Giner de los Ríos, cuyo nombre se dio en 1915 al refugio de La Pedriza, más tarde se renombraría al refugio como José del Prado y hoy vuelve a retomar el nombre de Giner.
Antes de 1908 la Pedriza de Manzanares era apenas conocida.
Dificultad de la ruta
Alta en este nivel. La principal dificultad de esta ruta radica en el hecho de que se camina todo el tiempo por senderos pedriceros, es decir por senderos con piedra suelta, estrechos, con matorral.
Equipo recomendado
Chaqueta impermeable, botas de montaña ; mochila con comida y agua (1,5 litros mínimo) ; botiquín personal, protector solar, cubremochilas, paraguas plegable, bastones.
Es recomendable llevar un pequeño bolso de mano con ropa de repuesto que se deja en el maletero del autocar. De esta forma, al regresar puede uno cambiarse, si por la razón que fuera se hubiese uno mojado (o no).
Por otra parte, y con el fin de no ensuciar el autocar, se ruega se lleve calzado de respuesto que se dejará en el maletero, quitándose las botas antes de subir al autocar.
Por razones de seguridad, los bastones se transportarán necesariamente en el maletero del autocar.