Valeria y yacimiento íbero Fuente de la Mota

Sábado, 25, marzo, 2017 (Cultural)

Completo viaje con el que visitaremos los restos de dos civilizaciones, antagónicas, que han dejado una profunda huella en la historia de la península Ibérica: íberos y romanos.

Datos técnicos

Salida: 8,30 a.m. desde Plaza de España.
Precio: 28€ (Socios: 26€). Es necesario abonar la excursión antes del día de la salida. Cuenta corriente.
Incluye: Visita guiada a la iglesia Nuestra Sra. de la Sey, visita guiada a la ciudad romana de Valeria y visita guiada al yacimiento íbero Fuente de la Mota.
Desayuno: En Tarancón.
Recorrido del autocar: Pza España- M-30 - A-3 - CM-2100 - Valera de Arriba.
Regreso: Barchin del Hoyo - Valera de Abajo - CM-2100 - A-3 - Pza de España.

PROGRAMA DEL VIAJE:

Marco Geográfico
Este viaje se desarrolla por la provincia de Cuenca, dentro del municipìo de Las Valeras, y de Barchin del Hoyo.
Descripción del viaje
8,30h: Salida desde plaza de España. Parada para desayunar en Tarancón.
11,30h: Valeria. Visita a la iglesia románica de Nuestra Señora de la Sey y al yacimiento romano de Valeria.
14h: Traslado a Barchín del Hoyo.
14,30h: Tiempo libre para comer.
15,30h: Visita al yacimiento íbero Fuente de la Mota, que iniciaremos en el Ayuntamiento con una primera explicación a cargo del arqueólogo Antonio Madrigal Belinchón, que será nuestro guía en el propio yacimiento íbero.
17,30h: Viaje de regreso a Madrid, parando en Tarancón a tomar algo.
21h: Hora prevista de llegada a Madrid.
Valores naturales
Situado en el centro sur de la provincia de Cuenca, el río Gritos se abre paso entren los páramos áridos de las Valeras, originando espectaculares hoces calizas y sinuosos meandros a lo largo de unos 6 km de recorrido. La incisión del río Gritos forma numerosos escarpes y pronunciadas laderas cubiertas de romerales con sabina mora. En estos farallones nidifican algunas aves rupícolas como el halcón peregrino, el alimoche, el águila perdicera y el búho real.
Valores culturales
*Valeria: La ciudad romana de Valeria se ubica en una lengua caliza entre la hoces del río Gritos y del Zahorra, a una altura de unos mil metros, junto a la población de Valera de Arriba. Fundada en el 82 a.C. por el pretor Valerio Graco, alcanzó su máximo esplendor entre los siglos I y II d.C. Bien comunicada con Ercávica y Segóbriga a través de la vía Complutum a Cartago Nova, es también un ejemplo de ingeniería con su perfecto tramado para la provisión de aguas, acueductos que adaptados al trazado o excavados vertían a aljibes; y como estrella del conjunto, el Ninfeo, una fuente monumental con dependencias construidas a uno de sus costados, talleres y tiendas.
En el centro del yacimiento, el Foro, uno de los más completos de la meseta, se rodea de edificios públicos como la Basílica, el edificio Prebasilical o Domus Publica, el edificio de la Exedra, que servía de culto imperial, y el Criptopórtico. El acceso a este conjunto, se sitúa al sur, a través una gran escalera monumental y de una serie de tabernas y tiendas.
La iglesia de Nuestra Señora de la Sey:La parroquia de la Virgen de la Sey, o de la Asunción, es una iglesia de estilo románico (siglos XII y XIII), hasta el ábside, siendo rematada posteriormente en estilo renacentista y barroco.
El espacio interior se compone de tres naves, la central de mayor altura, separadas entre sí por fábricas de mampostería, rota por una sucesión de cuatro arcos apuntados en cada lado. Entre ellos se encontraron recientemente empotrados en la propia fábrica, fustes y capiteles procedentes de la antigua y próxima fundación hispanorromana de Valeria, probablemente colocados allí como material de relleno.
Las tres naves, que terminan en ábside semicirculares, se cubren por artesonados, especialmente ricos en los cabeceros.
El volumen exterior refleja fielmente la disposición de los tres ábsides semicirculares.
Lateralmente, y adosada a la fábrica, esta la portada bajo retejado entre contrafuertes de estilo renacentista y compuesta según arco de medio punto sobre pilastras y entablamento rematado con frontón, con figuras en bajorrelieve en las enjutas.
Una parte sustancial de la misma se construyó por aportación de sillares, piezas, molduras etc., procedentes de los restos de las antiguas ruinas romanas de Valeria, lo cual, por poderse apreciar de inmediato, confiere a la iglesia una notoria originalidad y atractivo poco común.
*Fuente de la Mota: Es el único yacimiento íbero en la provincia de Cuenca, que se puede visitar, estando prevista su inauguración oficial el dia 3 de marzo. Se encuentra ubicado en el paraje conocido como Rincón de San Miguel -cerca del casco urbano del municipio-, en la parte más alta del cerro Plaza de Moros, donde ocupa toda la meseta del mismo, extendiéndose por la ladera donde se encuentra la fuente que le da nombre, dominando una de las riberas del río Júcar, a una altitud de 1.009 m. dentro de la Sierra del Monje, sobre un terreno geológico del Cretácico.
Durante las sucesivas campañas arqueológicas (1975-2007) se han sacado a la luz los restos de una importante ciudadela íbera, fortificada y urbanizada con calles, que cuenta además con diversas estructuras de habitación, transformación y almacenaje.
En el área nuclear del yacimiento se localiza un poblado fortificado, u “oppidum”, cuya superficie amurallada (doble) tiene aproximadamente una hectárea de extensión, en la que, según un primer cálculo muy superficial, podrían haber vivido unas 250 personas.
Al Norte y Este de área nuclear amurallada del poblado se construyó una gran y compleja muralla de 6 metros de grosor, 100 de longitud y más de 2,5 metros de altura, que presenta un torreón en la inflexión de su trazado, próximo al acceso principal. Esta muralla se presenta ataludada o con zarpa, con un posible paso de ronda exterior, al que se accedería por una escalera, estando construida en diferentes etapas. Muy probablemente la cantera de la que se extrajo la piedra empleada en la construcción de la muralla y los muros del asentamiento proceda de los niveles rocosos del mismo lugar, durante la construcción del foso.
Por los lados Oeste y Sur no parece que existiera tal fortificación ante el resalte rocoso y fuerte desnivel existentes. Delante del lienzo Norte de la muralla se talló en la roca un gran foso seco doble, con un ancho de unos 5 metros y con una sección y una profundidad aún no bien definidas. Sobre el relleno del foso se conservan varios restos de muros correspondientes a fases más recientes de ocupación del yacimiento. La muralla ha sido objeto de un tratamiento de restauración y parcial recrecido.
La parte meridional del lienzo Este de la muralla gira hacia el interior del poblado, conformando el acceso principal al mismo, directamente tallado sobre la roca madre del lugar.
Equipo recomendado
La ropa habitual en cualquier viaje cultural. Sí que es recomendable un calzado fuerte que agarre bien en el terreno de los yacimientos.