Antonio Tabares

Una hora en la vida de Stefan Zweig

Martes, 22, mayo, 2018, 20,30 h

foto

Datos técnicos

Fecha: Martes, 22, mayo, 2018.
Hora: 20,30 h.
Precio: 19€ (socios, 18€)
(Precio taquilla: 24€).
Para inscribirse es necesario llamar por teléfono al 915 215 240 y realizar un ingreso, por el importe correspondiente a las plazas que se quiera reservar.
Teatro de la Abadía
Sala San Juan de la Cruz.
Fernández de los Ríos, 42
Metro: Quevedo, Moncloa # Bus: 2, 16, 37, 61, 202

DESCRIPCIÓN:

Del 17 al 27 de mayo de 2018 se representa en el Teatro de la Abadia la obra Una hora en la vida de Stefan Zweig, de Antonio Tabares, con dirección de Sergio Belbel e interpretada por Iñigo Nuñez, Roberto Quintana y Celia Vioque.
Hemos conseguido entradas para un pequeño grupo, por lo que si estás interesado/a en asistir a esta representación no te retrases en inscribirte.

Sinopsis
“Saludo a todos mis amigos. Ojalá puedan ver el amanecer después de esta larga noche. Yo, demasiado impaciente, me voy de aquí antes que ellos.” Así se despidió Stefan Zweig del mundo, en su exilio en Brasil, en 1942.
Antonio Tabares recrea, en clave de ficción, los últimos momentos del eminente autor y su segunda esposa Lotte. Mientras preparan, con calculada meticulosidad, todos los detalles de su suicidio, se presenta en su casa un desconocido, recién llegado de Europa. ¿Quién es este inoportuno visitante? ¿Será, como dice, un refugiado judío y no un agente al servicio de los nazis? ¿Y por qué muestra tanto interés por una lámina de William Blake que durante años perteneció a Stefan Zweig?
Los amantes de la literatura de Zweig encontrarán en la obra de Tabares todos los temas que obsesionaban al autor, desde la desesperación por la deriva del nazismo y su extensión por Europa, hasta una reflexión profunda sobre la decadencia de Occidente y, por extensión, sobre la absurdidad de la existencia.
Sergi Belbel vuelve a unirse con Tabares, de quien dirigió hace años La punta del iceberg, también vista hace unos años en La Abadía.
“Razón y sentimiento conviven en este texto de delicado intimismo” (El Periódico)