Neomudéjar madrileño

Domingo, 10, diciembre 2017, 11h

foto

Un recorrido para conocer los monumentos que el Neomudéjar ha dejado en la capital.

Datos técnicos

Precio: 10€ (Socios, 8€)
Grupo: 25 personas
Es necesario inscribirse
Inicio: 11 h, Lagasca/Alcalá, salida metro Retiro.
Final: Museo Sorolla.
Duración: 2,30h.
Guía: Francisco Juez

DESCRIPCIÓN DEL PASEO:

Con el reinado de Alfonso XII (1875-1885) se inició en España un periodo de esplendor de la arquitectura historicista que llega hasta bien entrado el siglo XX. Los valores de la Restauración borbónica, centrados en la legitimidad histórica de la monarquía, la evangelización de la nación y una ideología conservadora, impulsaron el desarrollo de estilos arquitectónicos que ponían sus ojos en el pasado. En este sentido, el estudio e imitación de la arquitectura andalusí y mudéjar tuvo una especial importancia, ya que se consideraban estilos especialmente españoles.
Madrid, sede de la Corte y capital de la Nación, tuvo un protagonismo especial en el desarrollo de los historicismos arquitectónicos en general y del neomudéjar en particular, sobre todo en el Ensanche decimonónico. Por este motivo, el itinerario que proponemos discurrirá por dos de los barrios del Madrid surgido más allá de la cerca histórica: Salamanca y Almagro.
Este paseo nos permitirá analizar algunos de los edificios principales del estilo neomudéjar (¿o tal vez sería mejor denominarlo neoandalusí?) de nuestra ciudad. Comenzaremos nuestro paseo visitando el edificio de las Escuelas Aguirre, referente del neomudéjar madrileño e hito urbano entre las calles de Alcalá y O’Donnell. Veremos también algunas iglesias del Barrio de Salamanca, como San Jorge de los Británicos y San Manuel y San Benito, con algunos elementos neomusulmanes dentro de edificios eclécticos de gran calidad arquitectónica. Reparemos asimismo en algunas casas particulares del barrio, con fachadas realizadas al estilo neomudéjar.
Tras recordar edificios desaparecidos, como la Plaza de Toros construida por Rodríguez Ayuso en 1874, que se considera el punto de partida del estilo neomudéjar, o el Palacio de Anglada de la Castellana, nos trasladaremos al barrio de Almagro. En él podremos estudiar edificios religiosos, como San Fermín de los Navarros, palacios, como la sede del Instituto de Valencia de Don Juan, lugares de ocio, como el Frontón Beti-Jai, colegios, como el de San Diego, y edificios particulares, para terminar en el sugerente jardín del Museo Sorolla.