La Ruta Hemingway en la Sierra de Guadarrama

Sábado, 23/ Domingo, 24, Septiembre, 2017
Nivel 1 (9 a.m.)

Temáticas foto de la excursión

Ruta por el valle del Eresma, siguiendo los pasos de la novela de Hemingway “Por quien doblan las campanas”

Datos técnicos

Salida: 9 a.m. desde Plaza de España.
A las 9,15 a.m. en Plaza de Castilla.
Regreso: En torno a las 18 h terminará la excursión, parando 30 minutos a tomar algo.
Precio: 21€ (Socios: 19€)
Desayuno: No se para a desayunar.
Distancia: 14 km
Desnivel de subida: 220 m (230 m acumulado).
Desnivel de bajada: 225 m (360 m acumulado).
Guía: Ramón Buckley y Jesus Nisa.

DESCRIPCIÓN DE LA EXCURSIÓN:

“Por quien doblan las campanas” es la novela de Hemingway sobre la guerra civil española. Aunque la novela la escribió despues de la guerra, cuando ya se encontraba en Estados Unidos, la novela refleja con una exactitud casi milimetrica la propia realidad en la que se inspira. En el mes de Abril de 1937, la República lanzó un ataque sobre las posiciones nacionalistas en La Granja y Segovia. Aunque la ofensiva republicana no prosperó, a Hemingway le ayudó para situar su novela en un terreno que conocía muy bien, la sierra de Guadarrama en sus vertientes de Madrid y Segovia. Desde el Puerto de Navacerrada, controlado por la República, hasta La Granja en manos de los nacionales, se extendía una extensa “tierra de nadie” donde Hemingway sitúa la acción de su novela. Un grupo de guerrilleros ha instalado su campamento en una cueva junto a Siete Picos, y es allí donde se dirige Robert Jordan, protagonista de la novela, el dinamitero americano cuya misión es volar el puente sobre el Rio Eresma para impedir el contraataque de los nacionales y facilitar la ofensiva republicana.
Ernest Hemingway fue corresponsal de guerra para diversos periódicos americanos y compañero de mi padre, Henry Buckley, corresponsal del “Daily Telegraph” de Londres durante la guerra. Muchos años despues de la guerra, Hemingway regresó a España y recorrió con mi padre los escenarios de su novela. Conservo una foto de Hemingway en el puente sobre el Eresma, dando fe del escenario de su novela.
Ramón Buckley.

Marco Geográfico
Ruta por el valle del Eresma, vertiente norte del puerto de Navacerrada, hasta Valsain a través de los pinares, dentro del término de La Granja de San Ildefonso.
Descripción del itinerario
La ruta que se propone se inicia con una explicación en el Puerto de Navacerrada, desde donde contemplaremos la frontera de las dos Españas, la republicana y la nacional.
A continuación descenderemos hasta el puente de la Cantina, sobre el rio Eresma, cuya voladura constituye la acción principal de la novela.
Aqui comenzaremos la marcha a pie, tomando el sendero que discurre por la margen izquierda del Eresma, aguas abajo, siguiendo las Pesquerías Reales hasta el Puente de los Canales, pasando por Boca de Asno y los Asientos.
Seguidamente, nos dirigiremos a la Maquina Vieja, cruzaremos la carretera del Puerto y nos internaremos en los pinares norteños de Peñalara para ascender a la cueva en la que Hemingway situa gran parte de la acción de su novela.
Tras las explicaciones pertinentes nos acercaremos a la Cabeza del Puerco donde se visitarán las posiciones nacionales (restauradas), que defendieron esta cota en la ofensiva republicana de mayo de 1937 sobre el sector de Valsaín-La Granja de San Ildefonso.
El itinerario acabará bajando al pueblo de Valsaín, donde nos recogerá el autocar.
¿Por quién doblan las campanas?
Por quién doblan las campanas (en inglés For Whom the Bell Tolls), es una novela publicada en 1940, cuyo autor, Ernest Hemingway, participó en la Guerra Civil Española como corresponsal, siendo testigo de los acontecimientos que se sucedieron durante la contienda.
El título procede de la Meditación XVI de Devotions Upon Emergent Occasions, obra perteneciente al poeta metafísico John Donne, y que data de 1624:
Nadie es una isla, completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo de continente, una parte de la tierra. Si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia. La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la Humanidad; por consiguiente nunca preguntes por quién doblan las campanas: doblan por ti.
La trama se desarrolla en España durante la Guerra Civil Española, y se articula en torno a la historia de Robert Jordan, un profesor de español oriundo de Montana, que lucha como especialista en explosivos en el lado republicano. El general Golz le encarga la destrucción de un puente, vital para evitar la contraofensiva del bando nacional durante la Ofensiva de Segovia.
Jordan llega a la zona, situada detrás de las líneas enemigas, guiado por un viejo, Anselmo. Allí, se encuentra con que el jefe de la banda que debe ayudarle a volar el puente, Pablo, es un borracho acobardado. Pero también conoce a María, una muchacha joven de la que enseguida se enamora, y a Pilar, la mujer de Pablo. Pilar es una mujer ruda y fea, pero valiente y de una gran voluntad; tiene una gran lealtad a la República y ayuda mucho a Jordan tanto en la misión del puente como en lo personal con María. María es un personaje que en realidad está inspirado en Maria Sans, natural de Arbeca (Lérida) y a la que el escritor conoció en el hospital donde ella trabajaba de enfermera.
Durante los días precedentes al momento acordado del ataque, Jordan descubre el amor y la importancia de la vida. Pero Jordan también entiende que seguramente morirá y no podrá ir a Madrid con María, como él querría.
En 1943 se estrenó la película, dirigida por Sam Wood. Protagonizada por Gary Cooper e Ingrid Bergman, tuvo nueve nominaciones a los Premios Óscar, incluida Mejor Película, obteniendo el de Mejor Actriz Secundaria en manos de Katina Paxinou.
La Batalla de la Granja
En la Ofensiva Republicana de Mayo de 1937, diversas Brigadas Internacionales participan en la misma al mando del general “Walter”: la XXXI, la XIV y LXIX (estas dos últimas de la 35ª división) y por último la XXI que quedaba en la reserva.
En este sector de Valsaín se consideraron dos objetivos a tomar por parte republicana: el Cerro del Puerco, a la derecha de la carretera a la Granja, y la Cruz de la Gallega que cubría al propio pueblo de Valsaín.
Se atacaron ambas posiciones con desigual fortuna ya que el Cerro del Puerco nunca llegó a ser tomado, pese a que se combatió en las inmediaciones de ciertas partes del sector. La Cruz de la Gallega fue atacada por un grupo de tanques T26-b del ruso Paulov, llegando a conquistar la posición (los nacionales se retiraron a posiciones más seguras hacia el Cerro de Matabueyes) incluso a sobrepasarla además de tomar las cercanas posiciones de Cabeza Gato y Cabeza Grande, siendo detenidos por un impresionante fuego de barrera que la artillería del Gral Varela desencadenó desde sus posiciones a lo largo de la carretera de Revenga a Segovia.
Las tropas republicanas no pasaron de la Casa de Esquileo de Santillana, siendo desde ese momento contraatacados por tropas de regulares y legionarios que restablecieron las posiciones a los pocos días.
Dificultad de la ruta
Es una ruta cómoda, con la única dificultad de ascender al cerro del Puerco, nada especial en una ruta de nivel 1.
Equipo recomendado
Chaqueta impermeable, botas de montaña; mochila con comida y agua (1,5 litros mínimo); bastones, gorra, paraguas plegable, botiquín personal, protector solar.
Es recomendable llevar un pequeño bolso de mano con ropa de repuesto que se deja en el maletero del autocar. De esta forma, al regresar puede uno cambiarse, si por la razón que fuera se hubiese uno mojado (o no).
Por otra parte, y con el fin de no ensuciar el autocar, se ruega se lleve calzado de respuesto que se dejará en el maletero, quitándose las botas antes de subir al autocar.
Por razones de seguridad, los bastones se transportarán necesariamente en el maletero del autocar.