El Madrid Moderno y la Guindalera

Domingo, 25, marzo, 2018, 11h

foto

Datos técnicos

Precio: 10€ (Socios, 8€)
Grupo: 25 personas
Es necesario inscribirse
Inicio: 11 h, Avd. de América esquina con calle Francisco Silvela.
Final: Plaza de Manuel Becerra.
Duración: 2h aprox.
Guía: Francisco Juez.

DESCRIPCIÓN DEL PASEO:

Tras la aprobación del Proyecto de Ensanche de Madrid en 1860 se inició un proceso que tuvo como consecuencia la aparición y consolidación de núcleos de población fuera del perímetro diseñado por Carlos María de Castro de forma simultánea a la construcción del interior del mismo. De esta manera surgieron núcleos periféricos muy anárquicos en su desarrollo junto a las carreteras principales o alrededor de caminos locales, habitados por inmigrantes procedentes del campo español, que preferían asentarse sobre este suelo rústico, más económico que el del Ensanche. Un caso peculiar es el de La Guindalera, que no surgió en una carretera, sino apoyada en el Ensanche, aunque fuera de él, y que además presenta un plano ortogonal porque los propietarios de los terrenos se pusieron de acuerdo; de todos modos, su tamaño es muy inferior al de Tetuán y Prosperidad. Junto a La Guindalera había surgido también a principios del siglo XX El Madrid Moderno, muy cerca de la calle de Alcalá, más allá de Manuel Becerra.
En este itinerario recorreremos estos dos antiguos arrabales, hoy integrados en el distrito de Salamanca, situados entre la calle Francisco Silvela, límite oriental el Ensanche, y el antiguo cauce del arroyo del Abroñigal, hoy ocupado por la M-30. Comenzaremos viendo el gran edificio, construido en torno a 1950 situado en la esquina de la Avenida de América y la calle Francisco Silvela, que marca el límite noroccidental de La Guindalera. Tras ver el Palacete de la Trinidad, al menos por fuera, ya que se encuentra cerrado desde hace 15 años, recorreremos el dédalo de callejuelas en damero que forman el antiguo arrabal, evocaremos su historia, localizaremos las escasas edificaciones antiguas que se mantienen en pie y reubicaremos importantes monumentos desparecidos, como la parroquia del Pilar. A continuación llegaremos hasta la Avenida de los Toreros, que cuenta con algunos edificios muy interesantes, como la antigua Casa cuna Nuestra Señora de las Mercedes, obra racionalista de Gutiérrez Soto, o como el Centro Cultural Buenavista, en origen casa de baños erigida en los años 30 del pasado siglo. También recorreremos la singular Colonia Iturbe-3 de casas unifamiliares construidas a finales de los años 20, así como el Colegio Caldeiro, obra piadosa de un rico notario a principios del siglo XX.
Desde allí nos introduciremos en el Madrid Moderno, colonia residencial centenaria situada junto a la Plaza de Toros de las Ventas, que conserva algunas edificaciones originales muy pintorescas. Fue promovida en torno a 1890 por el abogado y político Mariano Santos Pinela, propietario de los terrenos, con la dirección del arquitecto Julián Marín. Tras la paralización de las obras por el Ayuntamiento, un nuevo propietario, Francisco Navacerrada, amplió el proyecto y Mauricio Martínez Calonge terminó la construcción. Los edificios, de arquitectura sencilla pero digna, estaban destinados a personas de clases medias y se concebían como segunda residencia para días festivos y vacaciones. También se creó un espacio recreativo, llamado Parque Rusia, con un salón neoárabe erigido por Mariano Belmás y una montaña rusa. El barrio disponía de buenos equipamientos e instalaciones y poco a poco las casas fueron siendo adquiridas por una burguesía media alta, a la que en principio no estaban destinadas. Tras localizar los edificios que quedan en pie terminaremos nuestro periplo visitando el Parque de Eva Perón y la parroquia de Covadonga, en la plaza de Manuel Becerra.