El Guadarrama del Atazar

Sábado, 25 / Domingo, 26, Marzo, 2017
Nivel 1+ (9,15 a.m.)

Nivel 1+ foto de la excursión

Una ruta novedosa para ascender a una cumbre que, llamándose Guadarrama, esta en Guadalajara.

Datos técnicos

Bajo Lozoya (Madrid-Guadalajara)
Salida: 9,15 a.m. desde Plaza de España.
A las 9,30 a.m. en Plaza de Castilla.
Regreso: Hacia las 17,30 h se terminará la excursión, parando unos 30 minutos para tomar algo.
Precio: 20€ (Socios: 18€)
Desayuno: No se para a desayunar
Distancia: 16 km
Desnivel de subida: 280 m (320 m acumulado).
Desnivel de bajada: 280 m (330 m acumulado).
Recorrido del autocar: Pza España-Pza Castilla- N-I - N320 - Torrelaguna - M102 - Patones - Pontón de la Oliva.
Regreso: Pontón de la Oliva - Torrelaguna - N-I - Pza de Castilla - Pza de España.

DESCRIPCIÓN DE LA EXCURSIÓN:

Marco Geográfico
Esta ruta transcurre por los términos municipales de Patones (Madrid) y Valdepeñas de la Sierra (Guadalajara), desde el Pontón de la Oliva a la cumbre Guadarrama (990 m).
Descripción del itinerario
Una interesante ruta que nos conduce por solitarios parajes a una cumbre denominada Guadarrama, en la provincia de Guadalajara, y desde allí a uno de los meandros abandonados del río Lozoya.
Iniciaremos la ruta en el Pontón de la Oliva, ascendiendo en dirección a una preciosa cárcava de intensos tonos rojizos, que superaremos por el norte para llegar al vértice geodésico de Guadarrama, a 990 m de altura. Desde allí, pasando por la loma cimera, llegaremos al cerro de Mingo Negro, descendiendo a cruzar el arroyo Reduvio y, por pista forestal, hasta las dos grandez hoces fluviales del Lozoya, bajando por la loma que las separa hasta alcanzar el meandro abandonado.
Situados en la orilla derecha del río Lozoya, nuestro itinerario continua descendiendo por la ribera hasta llegar a la presa del Pontón de la Oliva, donde daremos por finalizada esta atractiva y variada ruta.
Valores naturales
Región aislada y solitaria, de suelos empobrecidos, que ha mantenido todo su potencial ecológico. Hay que destacar el fenómeno de las cárcavas, espacios degradados por la acción del agua que deja al descubierto las arcillas ferruginosas haciendo masa con los cantos rodados.
Los meandros que ha creado el río Lozoya, aguas abajo de la presa del Atazar, antes de alcanzar el pontón de la Oliva, tienen un caracter excepcional pues son de los pocos ejemplos de meandos abandonados que tenemos en la Comunidad de Madrid. Además, el bosque de ribera, aunque algo alterado por la mano desaprensiva del hombre, es de gran belleza, en especial por estas fechas en que ya estará cambiando de color.
Valores culturales
La presa del Atazar es el mayor embalse de Madrid, mientras que el Pontón de la Oliva fue una de las primeras presas que se construyeron para llevar el agua a Madrid (se puso la primera piedra el 11.8.1851), aunque las contínuas filtraciones en las calizas hicieron que se abandonara su uso.
A lo largo de este recorrido veremos también dos pequeñas presas, construidas para el servicio del Pontón. La primera de ellas, la de la Parra, se construyó en 1900-04, como consecuencia de los contínuos aterramientos de la presa de Navarejos, con la que se comunica por un túnel de un kilómetro. Esta segunda, la de Navarejo, se construyó en 1860, y mediante un túnel de 7 km lleva las aguas del Lozoya desde las pizarras sobre las que se ubica hasta el Pontón de la Oliva (asentado sobre las permeables calizas).
Dificultad de la ruta
Media. Solamente la primera subida al vértice del Guadarrama puede requerir un esfuerzo adicional, sobre todo por realizarse al principio de la ruta, cuando los músculos están todavía "fríos". En general, ésta es una excursión típica de este nivel.
Equipo recomendado
Chaqueta impermeable, forro polar, botas de montaña; mochila con comida y agua (1,5 litros mínimo); bastones, guantes, gorro, paraguas plegable, botiquín personal, cubremochilas…
Es recomendable llevar un pequeño bolso de mano con ropa de repuesto que se deja en el maletero del autocar. De esta forma, al regresar puede uno cambiarse, si por la razón que fuera se hubiese uno mojado (o no).
Por otra parte, y con el fin de no ensuciar el autocar, se ruega se lleve calzado de respuesto que se dejará en el maletero, quitándose las botas antes de subir al autocar.
Por razones de seguridad, los bastones se transportarán necesariamente en el maletero del autocar.