Brujas y fantasmas de Madrid

Viernes, 27, julio, 2018, 20h

foto

Datos técnicos

Precio: 10€ (Socios, 8€)
Grupo: 25 personas
Es necesario inscribirse
Inicio: 20 h, Plaza de la Cibeles 2, en la puerta del Palacio de Linares (Casa de América).
Final: Plaza Mayor.
Duración: 2h aprox.
Guía: Francisco Juez.

DESCRIPCIÓN DEL PASEO:

Un fantástico itinerario por los rincones más misteriosos de la historia de Madrid, donde recordaremos a las más célebres hechiceras de la villa y a algunos de los fantasmas más afamados y sus truculentas historias.
Comenzaremos nuestro paseo trayendo a la memoria al fantasma más conocido de los últimos tiempos, el de la niña Raimunda en el Palacio de Linares, que esconde una terrible historia. A continuación nos dirigiremos hacia la Casa de las Siete Chimeneas, a cuyos balcones se asoma desde hace más de 400 años una bella dama.
Muy cerca de allí, en la puerta de la iglesia de San José, recordaremos a la beata Ana Gallo, visionaria del siglo XVII a medio camino entre la santidad y la brujería y evocaremos la leyenda del fantasma de la dama del baile de Carnaval, protagonizada por un joven diplomático. En el inicio de la Gran Vía rememoraremos el Palacio de la Duquesa de Sevillano, uno de los primeros derribados en las obras de apertura de la centenaria calle y supuestamente rodeado también de un halo fantasmagórico.
Desde allí nos dirigiremos hasta el Barrio de las Letras, donde visitaremos la casa que habitó una de las más famosas brujas madrileñas del siglo XVIII, la beata Clara, que acabó condenada por la Inquisición, no sin antes haber sido visitada por lo más granado de la sociedad madrileña en busca de salud, amores y remedios para todo tipo de males. Muy cerca, en la calle de Núñez de Arce, había vivido tiempo antes María Mola, conocida como la Agorera, capaz de hacer predicciones sobre las más variadas cuestiones, pero que acabó siendo condenada a muerte.
De camino a la Plaza Mayor, recordaremos al brujo Amador de Velasco de la calle de la Cruz y las brujas del siglo XVIII de la calle Carretas, así como la maldición del desparecido convento de Santo Tomás, en la calle de Atocha. Terminaremos el recorrido en el lugar de Madrid con más fantasmas, ya que fue durante los siglos XVII y XVIII escenario de las ejecuciones públicas: la Plaza Mayor.