Encinares de Almorox y El altar de Piedraescrita

Miércoles, 5, abril, 2017 (Nivel 1)

Nivel 1 foto de la excursión

Ruta para visitar el puente romano de las Barguillas, el Altar romano de Piedraescrita, los encinares de Almorox y recorrer el bosque mediterráneo de los Altillos, entre peñas graníticas y arroyos tributarios del río Aberche.

Datos técnicos

Esta excursión está planteada para ir con coche particular. Caso de no contar con coche propio, Tierra de Fuego se encarga de gestionar una plaza en cualquiera de los coches que van (si es que hay).
Cita: 10,15 a.m. en Pelayos de la Presa.
Transporte: Vehículo propio.
Precio: 12€ (Socios: 10€)
Distancia: 14 km
Desnivel de subida: 110 m (330 m acumulado).
Desnivel de bajada: 140 m (330 m acumulado).

DESCRIPCIÓN DE LA EXCURSIÓN:

Marco Geográfico
Esta ruta se desarrolla dentro de los términos municipales de Almorox y Cenicientos, en el Suroeste de la provincia de Madrid.
Descripción del itinerario
Saldremos de Almorox por senderos y pistas vecinales que nos conducen, tras cruzar el arroyo de las Tordillas, a las cercanías de la carretera M544, donde podremos disfrutar del puente romano de las Barguillas. Desde aquí, continuaremos en dirección oeste siguiendo el hipotético trazado del camino romano, hasta alcanzar el camino de los Enebrales, por el que nos acercaremos al Risco de Navarzosa, y tras sobrepasarlo y visitar el Altar de Piedraescrita, giraremos en dirección sur por la antigua senda de Cerro Altillo, que nos invita a recorrer todo el bosque mediterráneo de los Altillos. Tras acercarnos al Cerro Pelado, cruzaremos el arroyo de Cantarranas y por sendero y pista regresaremos a Almorox.
Valores naturales
Geológicamente nos hallamos en la vecindad de Gredos, en un terreno montuoso surcado por las imponentes peñas graníticas de Peña Muñana y Lancharrasa (que escoltan el caserío de Cadalso) y la peña de Cenicientos, al norte de esta última población. Un rosario de piedras caballeras, canchales, lanchas y grandes bolos graníticos espolvorean el paisaje, especialmente en el término de Cadalso.
Todos sus arroyos son tributarios del Alberche. El único de curso permanente es el Tórtolas, con una hermosa vega de frutales y encajado en un estrecho valle.
Predomina la vegetación mediterránea, encabezada por el pino piñonero en torno a la peña Muñana, con los que rivalizan robles y castaños en la peña de Lancharrasa (que dejaremos a corta distancia). Por el camino del Lanchar de los Huertos, la variedad botánica se multiplica: Entreveradas con las encinas, se agolpan zarzas, majuelos, escaramujos, madroños, jaras y brezos, sin contar la impronta del hombre reflejadas en olivos, vides, frutales y huertos.
En lo tocante a la fauna, además de zorros, jabalíes o mustélidos y la fantasmal y discutida presencia del lince, el escenario de nuestras andanzas destaca por su gran riqueza alada, formando parte de una ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves). Entre las especies más singulares podemos citar rapaces como el águila imperial, buitre negro, cigüeña negra y milano negro, así como ratoneros y azores.
Valores culturales
Peñaescrita es una gran piedra en el término de Cenicientos que para numerosos arqueólogos es un altar romano del siglo III. Por estos lares se situa el límite entre las provincias romanas de Lusitania (al norte) y Citerior (al sur).
Sobre Peñaescrita puede consultarse el siguiente artículo en Celtiberia
El puente de las Barguillas se cree que fue construido por los romanos.
Dificultad de la ruta
Tipica del nivel 1. Las subidas y bajadas presntan una pendiente muy moderada.
Equipo recomendado
Chaqueta impermeable, forro polar, botas de montaña, guantes, bastones; comida, agua (1,5 litros como mínimo), botiquin personal, glucosa, etc. Aconsejable bastones, un paraguas plegable y un cubremochilas.
Ruta para visitar el Altar de Piedraescrita, los encinares de Almorox y recorrer el bosque mediterráneo de los Altillos.